Personajes

La protagonista:

La princesa… ¿de plomo?

Pelo castaño, labios rosas, ojos marrones, piel blanquísima, delgada, bajita y… creativa, testaruda, soñadora, amable, charlatana, caprichosa, solidaria, sensible, marimandona y muy muy rara. Le encanta leer, escribir, la ropa, los gatos, los culebrones y los príncipes… verdes.

El chico:

Un príncipe… verde 

¡Si es que príncipe verde tenia que ser! Sin doble sentido, no vayáis a pesar mal. Verde, por su mirada daliniana. Quebradiza. De poema de Lorca.  A los dieciséis años, cuando tenia más pelo,  lo llamaban el Tupés porqué en los pueblos cuando te ponen un apodo es imposible quitártelo de encima. Le gustan los números. Los coches. El fútbol. James Bond. Y las princesas que no quieren ser princesas.

La familia:

Mamá y papá

Ella morena, chic y serena a veces, con mucho carácter. Alma de maestra. Dispuesta a apoyar al que lo necesita. Y no se comparte con nadie. Bueno, con los gemelos un poco, va.

El con barba, gafas, resolutivo, líder. Discreto. Peleando, confiando. Y siempre lo arregla todo, todo y todo.

Los gemelos

A veces hablan y piensan a la vez.  Pero no podrían ser más diferentes. Alegres, juguetones. Siempre dispuestos a ayudar.

Los amigos: 

Lat

Se llama Escarlata como la protagonista de “Lo que el viento de llevó” ya que su madre era una gran fan de la peli. Pero todos la llaman Lat. Es rubia, un leopardo dorado, siempre a la moda. Y es obstinada. Descarada. Inteligente. Libre. Con mucho sentido del humor. No solo está muy buena sino que también lo es.

Peter

Se llama Pedrito, pero Peter queda como mejor. Pelo negro, mucha gomina y ojos de gato. Es alegre, despreocupado, fiestero. Confidente de cotilleos. Celestina en la sombra. Responsable de todo.

Compañeros:

Ariadna

Medio inglesa. Altiva. Piel blanca, ojos azules pómulos marcados. Cose. Mucho. Diseña su propia vida y cuando ésta de rompe en miles de retales, ella los zurzirá para sacar algo mejor. Tiene una hijita. Tiene un marido, con genista en el pelo.

Eric

El marido. El hombre más rubio del Mediterráneo. Es alegre como los pelillos de su cuerpo, como los granos de arroz de una paella, como hundir las manos en el banco de arena dorada para buscar coquinas después de haber intentado bañarte en aguas oscuras, distantes.

JuanCa

JuanCa cómo el rey. Profesional del Snow Board. Nariz aguileña. Ojos de noche. Un tatuaje tribal en el brazo derecho, que representa todas la montañas que ha descendido.